Ecologia

El arroyo de la Miel acumula basuras y peligrosos desechos

El incivismo de unos desconocidos ha convertido un tramo del recientemente recuperado cauce del arroyo de la Miel en un basurero ilegal, tanto de residuos domésticos como de muebles y material de construcción tales como planchas de uralita.

El material de desecho ha sido vertido en un área del cauce a poca distancia del entubamiento del arroyo, que comienza frente al barrio del Guadalquivir, al otro lado de la Ronda Sur de la A-4, con lo que ello supone de peligro ya que la entrada de este tramo soterrado puede taponarse con los restos si se registran lluvias de cierta consideración.

El incívico uso como basurero del cauce es más llamativo si se tiene en cuenta que el arroyo ha sido sometido recientemente a una profunda y costosa obra de recuperación dentro de un programa del Gobierno y del Ayuntamiento que ha supuesto la inversión de 39,38 millones de euros para 12 arroyos del término municipal. En el arroyo de la Miel, esta obra no se limitó a adecuar el cauce consolidarlo, sino que tuvo un carácter ecológico al limpiarse el entorno y repoblar las márgenes con especies autóctonas, todo ello siguiendo modernos criterios de intervenciones en medios naturales.

La acumulación de residuos en el arroyo de la Miel hizo que en diciembre de 1989 se formara una enorme balsa cuya rotura, durante unas fuertes lluvias, inundó el barrio del Guadalquivir y provocó la evacuación de numerosos bloques anegados.

Fuente: Diario Córdoba

Opción Luna

Mujeres de la Asociación de Empleadas del Hogar Opción Luna aprenden cocina tradicional

MIEMBROS DE LA ASOCIACION DE MUJERES Empleadas del Hogar Opción Luna ha participado en un ciclo de cocina tradicional de las casas cordobesas, realizado por la Escuela de Hostelería y la Fundación Bodegas Campos. El objetivo del ciclo fue especializar a las participantes y formarlas en una cocina tradicional local, cuyas recetas se han ido olvidado o desvirtuado con los años.

Fuente: Diario Córdoba

La Brujula del Sur

Una innovación a la antigua usanza

Una pregonera informará sobre actividades culturales en el Distrito Sur.

«Se hace saber, de parte de la señora alcaldesa, que en esta noble villa de Córdoba…», así comenzará a informar sobre las actividades culturales del Distrito Sur la pregonera que el próximo 13 de abril volverá a tener Córdoba, muchos años después.

Es una innovación a la antigua, todo un oxímoron, será en el barrio del Guadalquivir y servirá para anunciar los contenidos de la revista que Participación Ciudadana publica en esta zona, La Brújula del Sur. Posteriormente tendrá lugar en la plaza del Mediodía, el 16 de abril, y luego en el mercadillo de la plaza de la Unidad, el día 17 de este mes.

Estará presente en zonas de gran afluencia de público como mercadillos y plazas, «en una zona con un gran espíritu de barrio y con pequeños comercios», según la concejal de Participación Ciudadana en el Ayuntamiento, Inmaculada Durán, que afirma que «si la iniciativa tiene éxito, podría trasladarse a otras zonas de la ciudad».

La encargada de tan antigua tarea es Nieves Palma, integrante de la compañía Uno Teatro, que irá vestida para la ocasión con un traje a la antigua usanza que «divierta y provoque la curiosidad de los vecinos de forma simpática». Palma recordó en la presentación de esta actividad que «es un oficio antiguo y se daba ya en la antigua Roma. Los pregoneros fueron el precedente de la publicidad».

Durán explicó que esta iniciativa se justifica en la necesidad de hacer llegar a los vecinos información sobre las actividades que realizan los distintos colectivos del distrito. Además, la pregonera expondrá los contenidos que recoja la revista La Brújula del Sur, de carácter bimestral, y recopilará datos de los vecinos que estén interesados en recibir esta publicación en formato electrónico en su correo.

Durán hizo padres de la iniciativa al equipo de participación ciudadana del Distrito Sur, «que está siempre innovando», y afirmó que se trata de una apuesta por la comunicación verbal y «el boca a boca». De esta forma, el próximo día 13 comenzará el regreso a Córdoba de los tradicionales pregoneros en las calles Libertador Juan Rafael Mora y Libertador Simón Bolivar. Un antiguo oficio regresa a Córdoba a través de una de las zonas más nuevas de la ciudad y con una cantinela que incluye otra nueva, la de pronunciar el másculino y el femenino para hablar de los vecinos y las vecinas.

Fuente: Diario Córdoba

Publicaciones

VPO Guadalquivir

NUEVA PROMOCIÓN

Los propietarios de las viviendas del barrio Guadalquivir visitarán sus casas

Irán acompañados del personal de Vimcorsa el día 23 de abril

Los adjudicatarios a las viviendas de la promoción del barrio Guadalquivir podrán visitar sus casas el próximo día 23 de abril acompañados del personal de la empresa municipal de vivienda (Vimcorsa).

Según ha informado hoy la empresa municipal en un comunicado, los futuros vecinos del bloque norte recibirán en los próximos días una carta de VIMCORSA en la que se les informará de que podrán acceder a sus casas entre las 11.00 y las 17.00 horas.

Asimismo, durante esas seis horas de puertas abiertas, el personal de la empresa atenderá a los adjudicatarios para resolver todas sus consultas.

Por otra parte, Vimcorsa ha afirmado que en los últimos meses, se ha incrementado «considerablemente» el ritmo de las obras de la promoción de 232 viviendas en el barrio Guadalquivir con el fin de paliar, «en la medida de lo posible», la notable demora que arrastraba esta construcción.

En concreto, ha asegurado que el bloque norte se encuentra ya «prácticamente terminado», por lo que los adjudicatarios de este bloque, que da a la calle de los Libertadores Carrera y O’Higgins, serán los primeros en poder tomar contacto con su vivienda.

Fuente: Diario Córdoba

Barrio La Guita

Un viejo barrio que se cae

El núcleo cordobés de La Guita vive pendiente de las grietas y los socavones

Cuando Dolores Escribano cruza el portal al interior de la casa donde vive, un bajo en el número 16 de la calle Loja, en Córdoba, encuentra una rampa en el salón. «El suelo se ha hundido en parte», dice señalando el claro desnivel en la entrada, que también es perceptible, aunque algo menos, en uno de los dormitorios. En la fachada exterior de su vivienda, cruza -a lo largo de más de un metro y en diagonal- una grieta que, según los vecinos, ha ido creciendo poco a poco a partir del verano.

Los vecinos quieren que su zona sea declarada área de rehabilitación

No es la única. En otros pisos del humilde y populoso barrio de La Guita, de 44 bloques, han ido apareciendo daños similares desde entonces. La razón de estos desperfectos radica en que los viejos edificios son de escasa calidad constructiva, cimentación deficiente, el terreno en el que se asientan tiene humedad en el subsuelo y existen defectos en los saneamientos de los edificios. La empresa municipal de la vivienda, Vimcorsa, va a iniciar ya la obra para corregir el drenaje de la calle Loja con el fin de que las escorrentías no alteren las condiciones de humedad del suelo, que son causa del movimiento de la cimentación.

Como resultado de todos estos problemas, los vecinos están asustados. Cada día pasan por delante del número 36 de la misma calle Loja, desalojado hace dos años por la presencia de grietas que ponían en peligro su integridad. Hace unas semanas, nuevas brechas salieron en el portal contiguo, el 34.

Vimcorsa asegura que esas nuevas fisuras no revisten peligrosidad, aunque dice que hará un seguimiento de las mismas. También se afirma que no existe relación con el bloque 36 y que no se producirá un efecto dominó en el resto de los inmuebles.

«No queremos que esto se abandone y nos pueda pasar como a aquellos vecinos», se queja María Teresa Pérez, vecina del mismo bloque, aunque de un portal que da a la calle paralela, el siete de Punta Umbría. Pérez dice estar atemorizada: «Por las noches se oye crujir todo y uno piensa lo peor», afirma. Su piso tiene muchas humedades y, sobre todo, algunas grietas. Pero nada comparado con los de su vecina de su mismo portal, que ha visto cómo han ido creciendo a lo largo de su salón, bastante más grandes, desconchando la pintura y haciendo saltar los azulejos del cuarto de baño.

La Gerencia Municipal de Urbanismo ha exigido a los propietarios de los bloques más afectados que mantengan su inmueble en unas condiciones de seguridad suficientes. Uno de los problemas radica en que todavía quedan inquilinos que no son propietarios, ya que sus viviendas pertenecen al patronato Huertos Familiares, que gestó este barrio de casas sociales hace medio siglo. La administración de Huertos Familiares se reparte entre varias administraciones (Gobierno, Junta y Ayuntamiento, principalmente). El patronato -afirman fuentes municipales- tiene la misma obligación, como cualquier otro propietario individual, de mantener los inmuebles.

Los vecinos se quejan de que no pueden realizar esas labores solos. «Aquí la población es mayoritariamente mayor, muchos están impedidos, cobran pequeñas pensiones. Y entre los jóvenes, la crisis y el paro han golpeado muy fuerte. ¿Van a multarnos por no poder hacer algo para lo que no tenemos dinero?», se queja un vecino. Por ello, las asociaciones vecinales y el Partido Popular (en la oposición) reclaman que el barrio sea declarado área de rehabilitación integral, una figura que contempla la Junta y que se destina para zonas que requieren una intervención a fondo de reformas.

El delegado de Vivienda y Ordenación del Territorio en Córdoba, Francisco García, no cree necesario declarar el barrio de La Guita como área de rehabilitación integral ya que «la Junta cuenta con instrumentos suficientes, como subvenciones de hasta el 75% para cualquier barrio de Córdoba, a la que se pueden acoger los propietarios». El delegado afirma que el proyecto de actuación en el bloque número 36 «ya está redactado y listo para empezar a acometerse» a través de Vimcorsa.

Fuente: El País Andalucía

Barrio del Guadalquivir

El barrio de ´los libertadores´ conmemora su 25 aniversario

El distrito del Guadalquivir celebra con un perol, una exposición y diferentes actos deportivos y culturales su cuarto de siglo.

«Cuando vinimos, era como si hubieran tirado diez bloques desde el aire en medio de un solar», dice Isabel Márquez, presidenta de la Asociación de Vecinos Amargacena, recordando cómo era el barrio del Guadalquivir en su comienzo lleno de carencias, del que se conmemora ahora el 25 aniversario.

Ayer, una chocolatada y un perol en el colegio Gloria Fuertes conmemoraron esos 25 años de vida del barrio, cuyas calles recuerdan a los que fueron libertadores de América. «No teníamos alumbrado, ni teléfono, ni colegios, ni comercios», cita Márquez como una retahila. Eran entonces unos mil vecinos, menos de los que ahora conforman la asociación Amargacena, y un porcentaje muy bajo de los actuales 5.000 que calculan que habitan en este barrio.

Manifestaciones

«Todo lo conseguimos a base de manifestaciones», explican varios vecinos, mientras preparan un perol al que asistieron posteriormente varios concejales, como Francisco Cárdenas, Ana Moreno, Ricardo Rojas y Blanca Córdoba, señal de que los tiempos de reivindicaciones se han atemperado.

Este barrio, que ahora definen sus vecinos como «un sitio en condiciones», celebrará esta efemérides tan especial con diversos actos que llegarán hasta octubre. Esa conciencia de lucha para conseguir los servicios básicos en el barrio estará presente en una exposición titulada 25 años trabajando por los vecinos , que recuerda los hitos de las protestas vecinales, que quieren que sea itinerante por la ciudad.

También contarán con un evento deportivo, que será un torneo triangular de fútbol. No faltará la cultura, que estará presente en estos meses con la organización de unas jornadas sobre urbanismo y ordenación del territorio, situación socio–económica, una velada literaria y poética y un encuentro musical para el barrio.

En la organización de estos actos quieren implicar a la Federación de Asociaciones de Vecinos, el Consejo del Movimiento Ciudadano y diferentes asociaciones vecinales, sociales y culturales del distrito.

Ayer, entre perol y chocolatada, más de un centenar de vecinos acudieron a celebrar esas buenas condiciones en las que está ahora el barrio, y a recordar los tiempos en que «teníamos que andar más de media hora para llegar hasta la plaza del Sector Sur y poder comprar».

Fuente: Diario Córdoba

Vecinos del Barrio Guadalquivir

La tensión política se dispara en el Pleno al pedir 30 vecinos trabajo y comida

Aguilar suspendió la sesión plenaria y el gobierno municipal responsabiliza al PP de preparar la protesta.La alcaldesa acusó a Nieto de «deslealtad institucional» y de «jugar con la desesperación de la gente».

El gobierno municipal y la oposición protagonizaron ayer los momentos de mayor tensión política que se recuerdan en el Ayuntamiento a raíz de la protesta de una treintena de vecinos del barrio Guadalquivir (la mayoría mujeres y niños) que asistieron el Pleno para pedir soluciones para las precarias situaciones laborales y económicas de sus familias. Fueron diez minutos desagradables que comenzaron cuando la alcaldesa, Rosa Aguilar, suspendió la sesión plenaria acusando al PP de estar detrás de esa protesta vecinal de la Plataforma Familias Cordobesas por el Empleo, cuyos integrantes mostraron pancartas en las que se leían Todos tenemos derecho a comer o Señora alcaldesa, ¿ha comido?, porque mis hijos no , mientras otros pedían en voz alta trabajo y comida.

Otras protestas en otros plenos han sido más virulentas que la de ayer, pero la regidora municipal decidió la suspensión, pues, según dijo después, quería evitar que la Policía Local desalojara a los vecinos. Puestos en pie, miembros del equipo de gobierno se dirigieron a los concejales del del PP para responsabilizarles de lo sucedido, lo que el jefe de la oposición, José Antonio Nieto, negó una y otra vez. El portavoz de IU, Andrés Ocaña, indicó más tarde que el PP había trasladado al Ayuntamiento la campaña que su partido ha iniciado en Andalucía por la defensa del empleo y que se tradujo el pasado domingo en Córdoba con una manifestación. La regidora indicó al portavoz del PP que «no se puede jugar con la desesperación de la gente».

Ya fuera del salón de plenos, la discusión continuó en los pasillos y el nerviosismo entre concejales de uno y otro lado fue en aumento, sobre todo acusándose de otras situaciones parecidas. El PP recordó y responsabilizó a IU de estar detrás de aquella protesta en la que un grupo de ciudadanos llamó «asesinos» a los concejales populares cuando la guerra de Irak.

Aguilar acusó a Nieto de «deslealtad institucional» cuando le recordó que había cambiado la fecha y hora del Pleno (debía celebrarse hoy a las 11 horas) porque así lo había pedido para poder asistir hoy en Barcelona a una reunión con su presidente nacional Mariano Rajoy, mientras que Nieto se afanó en demostrar que ni su grupo ni la concejala del PP Blanca Córdoba habían traído a los vecinos al Pleno. Estos, por su parte, aseguraron más tarde que habían acudido a la convocatoria por iniciativa propia.

Los vecinos, que abandonaron el salón con gritos de ¡Fuera!, ¡fuera!, esperaron en la calle la finalización de la sesión, que se reanudó unos 15 minutos después de la suspensión, y volvieron a reclamar empleo a la salida de los concejales. La alcaldesa llamó a una delegación de este grupo a su despacho para conversar.

Fuente: Diario Córdoba

———————————————

Una protesta de vecinos provoca una agria polémica entre IU y PP en el Pleno

Aguilar acusa a los populares de llevar al Ayuntamiento un colectivo que, entre otras cosas, gritó «Nieto, alcalde» · El grupo de la oposición replicó que un grupo acudió para llamarles «asesinos»

Los plenos del Ayuntamiento han vivido situaciones de todo tipo en los últimos años, pero lo ocurrido ayer superó toda la casuística, al provocarse un enfrentamiento entre los ediles de IU y los del PP en los pasillos del Consistorio tras suspenderse la sesión.

La Corporación debatía el último punto del orden del día, una moción presentada por el PP en la que pedía que se abonase la cantidad de 132 euros mensuales durante un año a los desempleados que decidieran iniciar una nueva actividad como autónomos. Entre el público había una treintena de personas, pertenecientes a la plataforma Familias Cordobesas por el Empleo. Portaban carteles en los que reclamaban empleo, vivienda y, sobre todo, comida. El hambre era el hilo argumental de su protesta y así se pudo escuchar voces de «Queremos comer» o «Alcaldesa, esta noche nos vamos a tu casa a cenar», a lo que Rosa Aguilar respondió: «Estáis invitados, pero no cabéis todos».

Momentos después, durante la intervención del concejal socialista Valentín Priego, la protesta subió de tono, por lo que la tensión era mayor en el salón de Plenos. Los miembros de la plataforma comenzaron a gritar «Nieto, alcalde», instante en el que la alcaldesa decidió suspender la sesión.

En ese momento, Aguilar se levantó de su asiento señalando directamente con el dedo al portavoz popular, José Antonio Nieto, a quien culpaba de estar detrás de esa protesta. Al momento, la regidora se dirigió hacia la bancada superior de escaños del PP. Allí estaba la concejala Blanca Córdoba, a la que Aguilar señaló como la orquestadora de la protesta.

La tensión ya había estallado. Los concejales de IU y los del PP vociferaban en corrillos, mientras los del PSOE procuraban permanecer al margen. La más activa era la alcaldesa, que iba de un sitio hacia otro a la vez que señalaba que el PP había actuado con «deslealtad institucional». A la popular Ana Tamayo le dijo con tono crispado: «Es muy muerte que traigáis al Pleno a gente desinformada». Y a Federico Cabello de Alba le pidió explicaciones por «dónde se han hecho los carteles». Es más, un miembro del equipo de gobierno tenía claro que el PP estaba detrás de la protesta de las familias del Sector Sur y del barrio Guadalquivir, porque los rótulos «no tenían faltas de ortografía».

En todo este rifirrafe no se escucharon insultos de ninguna de las partes, pero si se desplegó un memorial de agravios entre ambas partes. Mientras desde IU se insistía en que los populares eran los autores intelectuales de la protesta que había reventado el Pleno, los del PP señalaban al otro grupo de haber sido ellos los que llevaron al Ayuntamiento a un grupo de personas para que les gritaran «asesinos».

Los rostros de los concejales estaban crispados mientras el debate se centraba entre Aguilar y Nieto. La primera defendía una postura institucional y señaló que no le «dolía» la crítica política sino la «deslealtad institucional». También le dijo al portavoz popular que «hay que salvar las instituciones», porque situaciones como ésta es «echar a rodar una bola de nieve que nos va a pillar a todos».

La suspensión del Pleno duró 18 minutos, momento en el que los miembros de la plataforma desalojaron el salón de Plenos. Transcurrido este tiempo, se reanudó la sesión una vez se calmaron los ánimos. La primera persona en tomar la palabra fue Aguilar quien pidió que constara en acta que la suspensión de la sesión se sustentaba en la existencia de «circunstancias que impidan o dificulten seriamente la continuación de la sesión», como se refleja en el reglamento del Pleno.

El debate de la moción de los 132 euros a los autónomos prosiguió por el punto en que se había quedado. La ausencia de los miembros de la plataforma Familias Cordobesas por el Empleo era la nota más destacada, junto con un tono aparentemente más calmado entre los capitulares.

Finalmente fue desestimada la moción del PP con los votos de IU y PSOE, y el Pleno terminó tras dos rondas más de intervenciones. Los vecinos del Sector Sur estaban en la puerta esperando a la alcaldesa, pero ella llamó a una comisión de ellos con los que se reunión durante varios minutos en su despacho.

Fuente: El Día de Córdoba

1 133 134 135 136 137 142